Disfruta en la montaña

Etxalar cuenta con un entorno natural privilegiado compuesto de montes, ríos y bosques. Esta la convierte en un lugar incomparable para realizar salidas a la montaña de diferente forma, tanto sea a pie, corriendo como en bici.

Cuenta con senderos balizados de diferentes longitud y dificultad.

 

INTRODUCCIÓN: EL VALLE DEL BIDASOA

El río Bidasoa forma el valle más extenso de la Navarra atlántica y húmeda. Surge en los montes de Baztan y, tras cruzar las comarcas de Bertizarana, Malerreka y Bortziriak, nutre con sus sedimentos las marismas de Txingudi entre Gipuzkoa y Lapurdi para, después de casi 70 km de recorrido, desembocar en el mar Cantábrico, entre las playas de Hondarribia y Hendaia.

Bortziriak es el último territorio navarro que cruza el río Bidasoa, el más próximo al mar. Como su propio nombre indica (“Bortz” es “cinco” en el euskara de la comarca, y “iri” es “villa o pueblo”) está formado por cinco pueblos: Etxalar, Bera, Lesaka, Igantzi y Arantza. En sus 186 km2 viven unos 8.500 habitantes.

Etxalar está situado a orillas de la regata Tximista, afluente del Bidasoa, con numerosos arroyos que fluyen a su cauce y rodeado de montañas. Su municipio tiene 48,1 km2; la mayoría de sus 800 habitantes viven en el núcleo urbano, pero muchos habitan en caseríos dispersos, organizados en barrios: Antsolokueta, Gorosurreta, Lakain-Apezborro, Larrapil-Sarriku, Lurriztiederra, Orizki y Urritzokieta.

La presencia humana, conocida desde la Prehistoria,  ha transformado sin descanso su entorno natural, especialmente el bosque: los primeros pastores lo talaron  para crear prados de montaña; desde la Edad Media se explotó para surtir a las ferrerías y crear helechales para el ganado. El caserío, eje del poblamiento, aparece disperso por todo el territorio; sin embargo, la mayor parte del municipio es comunal. Aunque durante decenios se han extendido las repoblaciones de coníferas, últimamente el arbolado autóctono (haya y roble, sobre todo) va ganando espacio.   

LOS SENDEROS DE ETXALAR

Etxalar está situado al final del Pirineo Atlántico, cerca del mar Cantábrico. Pequeñas montañas, pero empinados desniveles. El montañero encontrará una gran variedad en este espacio.

Fruto del trabajo realizado por el Ayuntamiento de Etxalar, el Consorcio Turístico de Bertiz y las Casas Rurales de la localidad, y con el apoyo del Departamento de Turismo del Gobierno de Navarra, se han acondicionado 6 senderos según la normativa de senderos de la FNDME que, junto a un tramo del GR-11, conforman esta variada oferta.

Además se ha editado un mapa-guía de la localidad, cuya base cartográfica ha sido cedida por la Editorial ALPINA, donde se han cartografiado estos senderos con una información básica. Este mapa se completa con una propuesta de visita autoguíada por el casco urbano de esta hermosa y bien cuidada villa del Bidasoa. Esta publicación la podrás conseguir en los alojamientos y diversos comercios de la localidad.  
He aquí las 7 propuestas para que puedas disfrutar según tus posibilidades y ganas de andar:

•    GR-11 “La Senda del Pirineo”: tramo de la última etapa entre Elizondo y Bera/Lesaka, travesía entre collados y sin grandes dificultades (señalización escasa, requiere atención).
•    Travesías, cordales o cresteríos y cimas de montaña: podrás ascender hasta lo alto de Azkua (PR-NA 12) y Atxuria (enlace del PR-NA 15), de hermosas panorámicas. No olvides que ello requiere cierta forma física y destreza.
•    Senderos temáticos o paseos: de trazado más tranquilo, requieren menor nivel físico. El SL-NA 5 “Argarata-Sta Krutz” (por los alrededores del pueblo), el SL- NA 2 “Usategieta” (la tradición de las palomeras y hermosas panorámicas), el SL-NA 13 “Infernuko Errota” (por el bosque hasta un molino harinero) y el SL- NA  “Zentinela” (por los megalitos construidos por los primeros pastores).

Estos senderos se entrecruzan y complementan. Tomándolos como base, tú mismo puedes organizar tu recorrido. Disfrútalos y, sobre todo, ONGI IBILI !!

Para descargar: Guía rutas de montaña